El cambio sigue siendo una constante en los deportes universitarios. El portal de transferencias y NIL cambiaron las reglas del juego hace dos años. Esos cambios tuvieron un impacto diferente el año pasado. Y el impacto será diferente en la próxima temporada de fútbol. Entonces, así como los vientos de cambio golpean el fútbol de Wake Forest desde afuera, las cosas también deben cambiar en el interior.

Eso quedó claro cuando Wake abrió su campamento de primavera el martes por la mañana. No fue sólo el clima de 30 grados lo que fue discordante. Pero fueron algunos de los cambios en la filosofía de preparación los que llamaron la atención de todos.

Entrenador David Clawson Desde hace mucho tiempo se diferencia de Wake Forest al hacer hincapié en el desarrollo de los jugadores a lo largo de varios años. Eso significó depender en gran medida de los retornados de Wake de cuarto y quinto año, mientras los demás esperaban su momento. Pero ya no. No en esta época de cambios. Clawson está entrando en su undécimo año al frente de Wake Forest (récord general de 63-61) y tuvo que pasar esta temporada baja reconsiderando muchas de las viejas costumbres.

Incluso Wake Forest tiene que adaptarse

El martes destacó que todavía hay más coherencia en Wake Forest que en la mayoría de los otros programas. Pero dicho esto, el cambio sigue siendo radical. Los Demon Deacons ingresan a la primavera con 19 inscritos a mitad de año. “Probablemente vamos a tener entre 30 y 35 nuevos jugadores en nuestra plantilla”, dijo Clawson a los medios reunidos después de la práctica. “Entonces, antes solíamos devolver al 80% de nuestros jugadores. Ahora probablemente estemos recuperando el 70%”.

La modificación más obvia en la práctica fue un par de sesiones de ejercicios en vivo de 11 contra 11, ejecutados simultáneamente en dos campos. “Tenemos que encontrar una manera de que los muchachos obtengan más repeticiones”, dijo Clawson. “Y tenemos que tener más muchachos preparados. Y trajimos a todos estos estudiantes de primer año y todas estas transferencias a mitad de año, y tenemos que conseguirles suficientes repeticiones para ver quién puede jugar y prepararlos. Por eso cambiamos el formato de práctica”.

Wake Forest fue sorprendido en 2023 cuando Mitch Griffis fue preordenado como heredero aparente de Samuel Hartman. Una vez que comenzó la temporada, Griffis tuvo enormes problemas con el ritmo y la toma de decisiones en los juegos en vivo. El cambio necesario en el mariscal de campo y las consiguientes lesiones dieron paso a la inconsistencia en la posición. Michael Kern Jugó antes de sufrir una lesión en el hombro. Y Santino Marucci jugó con moderación. Griffis y Marucci entraron al portal durante la temporada baja. Griffis está ahora en Marshall.

Detalles, detalles, detalles

Clawson explicó la necesidad de un cambio reflexionando sobre el récord de 4-8 del año pasado. “¿Por qué no llegamos a una octava copa consecutiva? ¿Dónde estaban las deficiencias y cómo las abordamos?” Dijo que él y su personal fueron muy “específicos y muy intencionales” en la forma en que ejecutaron el programa fuera de temporada en preparación para el campamento de primavera.

Clawson dijo que su revisión de la temporada pasada reveló una gran cantidad de juegos en los que Wake se venció a sí mismo. Lo llamó una falta de atención a los detalles con pérdidas de balón y penalizaciones al final del juego que crearon problemas insuperables. “Esos no fueron los problemas típicos de Wake Forest que surgieron el año pasado”. Dijo que el enfoque y la atención al detalle ya no se pueden dar por sentado cuando el 30% de la plantilla cambia cada año.

Entonces, con el nuevo régimen y el aumento en la carga de trabajo de primavera para aparentemente todos en la plantilla, la atención inevitablemente se centra en la posición de mariscal de campo. A diferencia del año pasado, nadie está preordenado para nada. Clawson se aseguró de señalar que, dado que todos obtienen más instantáneas, la competencia está abierta.

Los mariscales de campo

Hank Bachmeier Fue un gran logro para los Demon Deacons en el portal de transferencias. Está en su sexto año de fútbol universitario, después de haber pasado cuatro años en Boise State y un año en Louisiana Tech. Ha jugado en distintas versiones de una ofensiva de la Costa Oeste y una ofensiva Air Raid. Con 6-1 y 210 libras, tiene un brazo vivo que estuvo en exhibición con frecuencia el martes. Dejó de marearse cuando habló de lo feliz que estaba de estar en Wake Forest durante su último año de fútbol universitario (la cobertura de eso llegará más adelante esta semana).

Kern creció dentro del programa Wake Forest. La malla lenta y las ofensivas RPO son algo natural para él. Reemplazó a Griffis en Virginia Tech y probablemente habría sido titular en 2023 si no hubiera sufrido una lesión en el hombro en ese mismo juego. Clawson dijo que Kern ha ganado 10 libras de músculo y fuerza. Kern dijo que parte del aumento de peso se debió en realidad a la buena cocina de su madre.

Pero con los dos realizando ejercicios uno al lado del otro en lugar de esperar su turno, puedes visualizar lo que Clawson ve como una prioridad. Que no se debe asumir ninguna jugada o desempeño del mariscal de campo. “El año pasado no nos mantuvimos saludables en la posición de mariscal de campo”, explicó Clawson. “Me encantaría tener tres mariscales de campo jugables. Hay gente que dice: ‘Bueno, caramba, si tienes tres, no tienes uno’. Pero hay muy pocos años en los que se puede pasar un año entero sano”.

La nueva estructura también significó que los estudiantes de primer año de camiseta roja Charlie Gilliam y verdadero estudiante de primer año Jeremy Hecklinski Vamos a ver más trabajo de acción en vivo en la práctica que lo que ha sido el caso en los últimos años para los mariscales de campo en la tabla de profundidad en Wake.

El campamento de primavera continúa hasta el 20 de abril.

No obtener instantáneas

Corriendo hacia atrás Will ciudades se ha retirado por motivos médicos del fútbol universitario. Ahora es asistente voluntario en el personal de Demon Deacons.

El receptor abierto Donavon Greene Según se informa, está completamente recuperado de la lesión de Aquiles que sufrió el otoño pasado. Sin embargo, no participará en ninguno de los simulacros durante el campamento de primavera. Clawson dijo que Greene ya es una figura conocida por todo el fútbol que ha jugado en Wake. Entonces, el objetivo es mantenerlo saludable de cara al campamento de otoño.

Vistas de publicaciones: 1

Akash Mahi, a dedicated enthusiast of the game, is a recognized expert in the domain of tennis balls. With a keen understanding of materials and aerodynamics, he has contributed to the evolution of tennis ball design, enhancing playability and performance. Mahi's expertise continues to impact both casual players and professionals alike.