Han pasado más de dos meses desde Danielle Collins conmocionó al mundo del tenis al anunciar su retiro a finales de 2024. El joven de 30 años había perdido por poco mundo no. 1 cada Swiatek momentos antes de contarles a los periodistas sobre su decisión. Algunos se preguntaron en ese momento si esos comentarios fueron solo en el calor del momento. Sin embargo, pronto se hizo evidente que su decisión era definitiva. Collins ha jugado muy buen tenis a lo largo de la temporada hasta el momento, incluido llegar a los cuartos de final en el evento WTA 1000 en Doha.

Pero el nivel de la floridana ha alcanzado nuevas cotas en su torneo local, el Miami Open, donde disputará la final contra Elena Rybakina, subcampeona del Abierto de Australia del año pasado. Si lo logra, será su primer título WTA 1000. Es una oportunidad para que Collins escriba un capítulo glorioso en sus últimos meses como jugadora profesional. Su carrera en la WTA ha sido más corta que la de la mayoría, pero ha estado llena de acción.

El viaje de Collins hasta convertirse en finalista de Grand Slam

Collins llegó al WTA Tour más tarde que la gran mayoría de las jugadoras. Esto se debió a su participación en el tenis universitario hasta 2016. Sus logros durante ese tiempo incluyeron ganar el título individual en el Campeonato de la NCAA en 2014. Collins no obtuvo su primera victoria en el WTA Tour hasta 2018, a la edad de 24 años. a la prominencia por primera vez en el Abierto de Miami de ese año. Collins llegó a la semifinal, venciendo a Venus Williams en los cuartos de final en el camino. Siguió un mayor reconocimiento internacional con su paso a la semifinal del Abierto de Australia de 2019. Su estilo de juego extremadamente poderoso e intrépido se hizo conocido en el mundo del tenis y, como resultado, Collins ganó mucha popularidad.

Ganó sus dos títulos WTA hasta la fecha en 2021, uno de los cuales fue un evento WTA 500 en el Silicon Valley Classic. Sin embargo, el Abierto de Australia de 2022 fue el momento más impresionante de la carrera de Collins hasta la fecha. Ella emocionó a los fanáticos en Melbourne al abrirse camino hacia su final de Grand Slam. Esto incluyó una actuación sorprendente para derrotar a Iga Swiatek en la semifinal, y el polaco comentó después que Collins “golpea la pelota más rápida que he jugado en un partido”.

Desafortunadamente, no pudo superar a Naomi Osaka en la final. Pero el emocionante estilo de tenis que produjo Collins hizo que pareciera muy posible tener más oportunidades en los eventos más importantes.

Inconsistencias durante dos años

Collins no aprovechó su éxito en el Abierto de Australia de la manera que muchos esperaban. Desde entonces no ha vuelto a alcanzar los cuartos de final de un Grand Slam. Además, su único cuarto de final WTA 1000 hasta principios de 2024 fue nuevamente en el Miami Open. El estilo de tenis muy agresivo del jugador de 30 años es uno de los mejores que se pueden observar cuando fluye. Pero ese enfoque también puede resultar costoso cuando su alcance está ligeramente desviado. Ese fue frecuentemente el caso durante los 24 meses posteriores a su participación en el Abierto de Australia.

Algunos problemas físicos influyeron. Collins sufre de artritis reumatoide que la ha afectado frecuentemente. También sufrió un par de otras lesiones que la afectaron en ocasiones. Tales dolencias físicas, sin duda, aumentaron la presión sobre ella para encontrar ganadores regularmente con su tenis agresivo.

Después de anunciar su retiro al final de la temporada, algunos podrían haber esperado que su carrera se agotara un poco después de las relativas dificultades de Collins desde que llegó a la final del Abierto de Australia. Pero su decisión de anunciar su inminente retiro parece haber galvanizado a Collins.

El tenis especial de Collins y su oportunidad de oro en el Abierto de Miami 2024

Como se mencionó anteriormente, Collins estaba jugando mucho antes del Abierto de Miami de este año. Esto incluyó vencer a Naomi Osaka en Abu Dhabi y estar cerca de derrotar a Elena Rybakina en el mismo evento. Pero sus actuaciones en Miami han sido extraordinarias de ver, y su nivel superó lo que logró en el Abierto de Australia de 2022.

Después de perder el primer set de su partido de primera ronda contra Bernarda Pera, Collins ha ganado 12 sets consecutivos. No ha perdido más de tres juegos en ninguno de esos sets, derribando a Pera, Anastasia Potapova, Elina Avanesyan, Sorana Cirstea, Caroline Garcia y Ekaterina Alexandrova para llegar a la final. Su revés en particular ha sido absolutamente devastador en la devolución y desde la línea de fondo. Ninguna otra jugadora de la WTA ha golpeado su revés a tal nivel en lo que va de temporada.

Esta es la oportunidad de Collins de reclamar un título importante antes de retirarse. Es en el evento WTA 1000 en el que tuvo más éxito antes de este año, es su torneo local, las condiciones son perfectas para su poderoso juego y está jugando el mejor tenis de su vida. Rybakina es un obstáculo formidable en la final. sin embargo, el Campeón de Wimbledon 2022 Jugó dos partidos muy largos contra La campeona de Guadalajara del año pasado María Sakkari y Victoria Azarenka, semifinalista del Abierto de Australia 2023 para pasar a la final. Si hay un momento para enfrentarse al kazajo en la final, es ahora.

El escenario está listo para que Collins gane el título más importante de su carrera frente a sus fanáticos locales. No tendrá una mejor oportunidad antes de jubilarse. Depende de ella estar a la altura de las circunstancias.

Crédito de la foto principal: Geoff Burke-USA TODAY Deportes

Vistas de publicaciones: 1

Akash Mahi, a dedicated enthusiast of the game, is a recognized expert in the domain of tennis balls. With a keen understanding of materials and aerodynamics, he has contributed to the evolution of tennis ball design, enhancing playability and performance. Mahi's expertise continues to impact both casual players and professionals alike.